¿Cómo aumentar tu motivación para controlar tu peso?

Todos, alguna vez, hemos sentido la necesidad de controlar nuestro peso. Bien porque hemos visto que nuestra báscula marca un peso superior al que nos gustaría, bien porque nos hemos probado esos vaqueros que han evidenciado una subida de peso, o bien porque el verano ha pasado factura. Sea como sea, son muchas las personas que deciden empezar a controlar y a llevar un estilo de vida más sano, pero solo lo llevan a cabo durante unos días… tras los que todo se vuelve a descontrolar. Evidentemente, estamos ante un problema de motivación. La motivación es una actitud muy importante en nuestras vidas, pues es el motor que hace que consigamos nuestros objetivos, en muchas de nuestras áreas personales. La consecución de objetivos depende, en gran medida, de la motivación que tengamos y de que esta se mantenga durante todo el proceso. Solo así nos impedirá desistir de nuestro propósito, y llegar hasta el final. No obstante, a veces nos falta la motivación suficiente y necesitamos un empujoncito para seguir instaurando unos buenos hábitos de vida en nuestra alimentación, que nos permitan seguir nuestro camino para controlar nuestro peso y llegar a nuestro objetivo. A continuación, vamos a ofrecerte algunas maneras efectivas para seguir motivándonos, en esos momentos en los que se nos pasa por la mente tirar la toalla. Ponlos en práctica y maravíllate de sus resultados.

Consejos para aumentar nuestra motivación

1-Establece un plan de largo recorrido

La finalidad de realizar un plan de acción es trazar el recorrido que vamos a realizar en nuestro propósito. Será como nuestra hoja de ruta; el documento que nos guíe en el camino de controlar nuestro peso. Establecer un objetivo es el primer paso para desarrollar un plan de acción. Generalmente, el primer objetivo que nos viene a la cabeza suele ser muy general; controlar nuestro peso. El siguiente paso será dividir este objetivo en otros más pequeños, en el que los pequeños méritos y el control del tiempo serán muy efectivos y motivadores. Por ejemplo, establecer el peso que debamos conseguir cada semana puede ser una manera de escalonar la consecución de nuestro objetivo general. 2-Apuntar todos los logros Escribir es una muy buena manera de motivarse. Permite dejar constancia de nuestras ideas y nuestros logros. Por ello, hacerse con una libreta que nos permita llevar un registro diario de nuestro esfuerzo es una manera muy sana de motivarse eficazmente. En ella podremos apuntar el peso de cada día, nuestros pensamientos respecto a ello, lo que sentimos, ideas útiles que podemos poner en práctica y que nos pueden acercar a nuestro objetivo…

3-Se consciente de tus avances y las emociones que te suscitan

A medida que vayas controlando tu peso, podrás empezar a darte cuenta de las consecuencias positivas que tiene en tu vida. Pon atención a todo lo bueno que estás consiguiendo con ello. ¿Te sientes mejor? ¿Te cansas menos al realizar ejercicio? ¿Te puedes poner esos pantalones que antes no podías? ¿Te das cuenta de que cada día te cuesta menos seguir tu plan? ¡Escríbelo en tu diario!

5-Refuerza tus logros

Cada vez que consigas un objetivo, por pequeño que sea, refuérzate. Disfruta de una buena recompensa personal. También puedes anunciar tus logros a tu grupo de amigos y familiares, para conseguir refuerzo social. Los reforzadores son motivadores muy potentes, pues permiten seguir con nuestro esfuerzo. Si quieres, puedes añadir reforzadores a tu plan. A mayores consecuciones, mayores refuerzos. O puedes, simplemente, establecerlos sobre la marcha. ¡Tu decides!

6-Elige dietas que te motiven

Esto es fundamental, pues si realizas comidas que no te gustan o que son muy repetitivas, en poco tiempo estarás cansada de ellas y terminarás abandonando tu propósito. Una buena manera de introducir variedad y gusto a tu alimentación es mediante los batidos de Herbalife. Encontrarás de muchos sabores, y lo que es mejor; te permitirán controlar tu peso sin que ello suponga un sacrifico inalcanzable. Con estos 6 consejos, podrás motivarte siempre que lo necesites para conseguir tu propósito general. Tan solo deberás ser consciente de tus flaqueos, para poder llenarte de ganas otra vez. Momentos de debilidad tenemos todos; tan solo necesitamos gestionarlos de manera adecuada para que no nos pasen factura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario