Cómo comer para controlar nuestro peso

Muchas personas buscan controlar su peso de manera efectiva a través de la comida. Existen muchos falsos conocimientos sobre lo que debemos comer y lo que no, y esto, lejos de beneficiar a nuestra figura y nuestra salud, las están perjudicando. Aprender a comer lo que realmente nos beneficia nos permite usar los alimentos de manera beneficiosa, adoptando las ventajas que tiene sobre nuestra salud. Conocer cómo podemos conseguir hacer de la alimentación nuestro aliado resulta muy útil, pues nos permitirá mejorar nuestro estado físico y, sobre todo, nuestra autoestima. A continuación ofrecemos unas claves que puedes llevar a cabo para saber que y como comer. Podrás realizarlas de manera muy sencilla, sin necesidad de introducir grandes cambios en tus hábitos o en tus actividades. Llevarlas a cabo puede marcar un antes y un después en tu vida, pues te permitirán mejorar tu figura, tu salud, y todo ello tendrá una repercusión positiva en tu estado emocional.

La alimentación consciente

Llamamos “alimentación consciente” a la forma de alimentación que nos permite extraer todos los beneficios que nos aportan los alimentos. Para ello, debemos saber que tipo de alimentos son positivos para nuestro organismo, y cómo debemos consumirlos. Esto nos permite ser conscientes de lo que debemos comer. La alimentación consciente se ve perjudicada, muchas veces, por falsos mitos acerca de la alimentación. Por ello es necesario conocer que tipo de alimentos y en que forma resultan beneficiosos, tanto para nuestro organismo como para nuestra figura.

1.Los hidratos no están prohibidos, si son integrales

¿Cuántas veces hemos querido eliminar los hidratos de nuestra dieta con el objetivo de mantener nuestro peso? Aunque es cierto que este grupo alimenticio no es el más adecuado para controlar nuestra figura, tampoco es bueno eliminarlo por completo. Nuestro cuerpo necesita una variedad amplia de grupos de alimentos, por lo que deben estar presentes. Una buena manera de estarlo sin que los efectos sean contrarios a nuestros objetivos, es consumir hidratos integrales. Para entender este aspecto, deberemos empezar por conocer el impacto que tienen los diferentes carbohidratos en nuestro cuerpo. Mientras los hidratos de absorción rápida disparan el azúcar, aquellos de absorción lenta permiten que el cuerpo se beneficie de los nutrientes de estos alimentos sin necesidad de producir efectos secundarios. Comiendo cereales integrales (lentejas, arroz integral, avena, garbanzos…) permitimos que el cuerpo se beneficie de todas las ventajas de los carbohidratos.

2.No todos los panes son integrales

Si tenemos como objetivo conservar nuestra figura, una buena manera de conseguirlo es cambiar el pan blanco por el pan integral. Pero ojo: No todo el pan que nos venden como integral, lo es. Que tenga el color de pan integral no quiere decir que lo sea. Deberemos tener acceso al listado de ingredientes para poder comprobar si de verdad lo es.

3.La fruta, mejor entera

Los zumos son muy socorridos, es cierto. Los podemos tomar a cualquier hora del día, e incluso podemos pedirlos en bares y otros comercios. Pero no son lo más saludable que existe, y menos cuando tenemos intención de cuidar nuestra salud. Los zumos envasados contienen mucho azúcar y poca fruta, así que son totalmente prescindibles. Los zumos que realizas en casa exprimiendo la fruta son más sanos, pero no debemos abusar de ellos. Al exprimir las frutas, el azúcar que contiene cambia de composición, volviéndose mucho más calórico. La mejor manera de tomar fruta es comer la pieza entera. Aunque puede parecer algo engorroso, recuerda que existe fruta que no necesitas cortarla ni pelarla, y con la que ni siquiera te ensucias las manos. No existe excusa para llevarte una buena pieza de fruta al trabajo o a la universidad, y tomar un tentempié sano y saludable.

4.Tómate tu tiempo para comer

La digestión es un proceso clave para que los alimentos se procesen de manera correcta, y nuestro cuerpo los asimile mejor. Para ello, debemos tomarnos el tiempo necesario en nuestras comidas. Comer despacio, sin prisa, y masticar bien los alimentos son buenas prácticas que, a la larga, se notan en nuestra salud.

5.No prives a tu cuerpo de ningún alimento

Todos los alimentos son necesarios para nuestro organismo. Es importante no prescindir de ninguno de ellos; por ello, las dietas restrictivas no suelen realizar efecto, y si realizan alguno, es el efecto rebote. En ocasiones es difícil conseguir una amplia variedad de nutrientes mediante la alimentación. Por ello, resulta útil confiar en Herbalife para conseguir que nuestro cuerpo reciba el aporte ideal de cada uno de los nutrientes necesarios. Sus productos nos permiten controlar y mantener el peso, sin que nuestra salud sufra ningún tipo de carencia. De esta manera, estarás contribuyendo a cumplir tu objetivo corporal de manera segura y definitiva.