Encuentro de yoga monumental en el centro de Nueva York

Casi no habrá nadie quien no sabe que es yoga o que por lo menos conoce la palabra: es una doctrina filosófica, una tradicional disciplina física y mental que se originó en la India, por lo que las raíces de la filosofía de yoga se encuentran en el hinduismo y en parte del budismo.
Algunas formas meditativas de yoga se centran como punto fuerte en la concentración mental, otras más bien en ejercicios físicos y posiciones así como ejercicios respiratorios.
En resumen: yoga es una actividad que todos suelen relacionar con un ambiente tranquilo y relajado. Sin embargo, el día 20 de junio, día del solsticio, en el Times Square de Nueva York se celebró por décima vez el encuentro de yoga en masa bajo el lema “Mind over Madness” (mente encima de la locura).
Un lugar que no duerme nunca y donde reina la agitación durante las 24 horas del día no parece muy adecuado para celebrar un evento que requiere mucha tranquilidad. Pero justamente allí se reunieron algunos 14.000 neoyorkinos, entre ellos incluso encuentros Sevilla, soportando temperaturas de más de 30 grados para celebra juntos el día más largo del año y el comienzo del verano, practicando de forma muy concentrada yoga con sus ejercicios más variados. Para este evento cortaron todo el centro. Había 1500 esterillas de yoga a disposición de los participantes. Las indicaciones de los instructores de yoga se difundieron a través de altavoces. Repartidos por todo el día había cuatro cursillos de yoga de una hora y media de duración.
Lo realmente notable del evento era que tantas personas tan distintas con las ideas más diferentes se reunieron precisamente en este lugar tan agitado, el Times Square, un lugar, donde siempre hay mucho movimiento – un lugar perfecto para probar algo distinto y diferente.
Según parece, tampoco la mayoría de los practicantes, aficionados y los instructores de yoga no tenían ningún problema de concentrarse en sus ejercicios en medio del alboroto de una metrópolis y encima disfrutaron formar parte de un evento de estas dimensiones tan fuera de lo normal. Seguramente volverán también el año que viene para dar la bienvenida al verano de una forma tan fuera del común.