Los vaivenes de la prima de riesgo española y la incertidumbre de los ciudadanos

Los continuos vaivenes que está experimentando la prima de riesgo en los últimos tiempos está causando más de un quebradero de cabeza a los economistas, que no ven nada claro cuál será la futura situación de nuestro país.
Actualmente la prima de riesgo ronda una cifra superior a los 500 puntos, pero realmente es difícil determinar donde se encuentra porque cambia constantemente. De hecho, se han dado situaciones tan insólitas como que de su máximo histórico, 649, se cayera en apenas unas horas a 610.
Con este panorama, pocos pueden aventurar qué sucederá con la deuda española, si será posible que llegue a anularse o si por el contrario puede convertirse en un problema que pueda llegar a ahogar la ya maltrecha situación económica española. Una de las últimas actuaciones económicas que han provocado una variación en la prima de riesgo ha sido el rescate financiero de Cataluña, aunque en este caso la variación ha sido bastante menor a lo que esperaban los economistas y no ha superado los 10 puntos de subida.
Pero no sólo a los economistas trae en jaque los niveles de la prima de riesgo y sus continuos altibajos. El ciudadano de a pie también sufre las consecuencias de esta incierta situación, lo que se deriva en una importante incertidumbre sobre cuál será su situación en un futuro no demasiado lejano. La total incertidumbre provoca que la mayoría de los intentos por salir del pozo protagonizados por ciudadanos de a pie se hayan reducido prácticamente a cero. En una situación como esta, ningún ciudadano se atreve a invertir, o a confiar sus ahorros a ninguna entidad financiera, el riesgo es demasiado grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario